Obesidad materna y fertilidad no son compatibles

El verano es un momento muy propicio para encargar un bebé. La relajación de las vacaciones proporciona el clima psicológico adecuado, lejos del estrés de la vida laboral, que favorece el embarazo. Sin embargo, es muy común llegar a la estación estival con unos kilos de más que, en algunos casos, pueden ser incompatibles con elembarazo.
Y es que algunos estudios han puesto de manifiesto que la obesidad tiene una importante incidencia en la disminución de la fertilidad femenina, que empeora cuanto más obesa sea la mujer. Concretamente, en una mujer con un índice de masa corporal de 35, las posibilidades de quedar embarazada disminuyen en un 26 por ciento respecto a las mujeres con un índice de masa corporal normal. Las mujeres con un índice de 40, tienen un 43 por ciento menos de posibilidades de quedarse embarazadas. 

El incremento de los niveles de obesidad entre la población de los países occidentales traerá como consecuencia un aumento de los casos deinfertilidad femenina, según ha advertido un estudio de científicos de Australia y Reino Unido. En los próximos 10 años, los expertos en salud pronostican que un 20 por ciento de las parejas occidentales tendrán que someterse a tratamientos de fertilidad debido a los altos índices de obesidad. Los expertos proponen la pérdida de peso de las pacientes en edad fértil con esa condición como forma de aumentar sus posibilidades de ser madresy para que, una vez ya embarazadas, tengan muchas menos complicaciones. Por ese motivo, la obesidad está considerada un problema de graves consecuencias económicas en todos los países.

Adelgazar aumenta las posibilidades de embarazo

De modo que, si con la llegada del verano, has abierto las puertas del armario, te has probado la ropa del año pasado y no te vale, ha llegado el momento de ponerse a dieta y de hacer más ejercicio, sobre todo, si quieres quedarte embarazada. Y es que la buena noticia es que las personas con obesidad consiguen recuperar su fertilidad tras reducir entre un 5 y un 10 por ciento su masa corporal, según ha revelado un estudio llevado a cabo por la Unidad de Obesidad de Clínica Londres.

No sólo hay que tener en cuenta los riesgos para la salud de encarar un embarazo con sobrepeso y obesidad, por las consecuencias negativas que puede tener para la madre y para su bebé, la obesidad puede ser precisamente la causa por la cual muchas mujeres no pueden concebir. El sobrepeso desencadena cambios hormonales que afectan a la fertilidad dando lugar al síndrome de ovario poliquístico e hipotiroidismo hasta llegar a los defectos de la fase lútea y al exceso de estrógenos. Por tanto, controla tu peso si quieres quedarte embarazada. Aumentarás las posibilidades de éxito y podrás llevar un embarazo más sano para ti y para tu bebé.

Fuente:www.guiainfantil.com

Comenta esta noticia

comments

Powered by Facebook Comments