Herpes genital masculino

El herpes genital es una infección viral causada por el Virus Herpes Simple (VHS). La frecuencia de la infección varía de unos países a otros, pero hasta una de cada cinco personas se infecta por los virus herpes.

La principal causa de infección de herpes genital masculino son las relaciones sexuales con una pareja que está infectada por el virus del herpes.

Producen lesiones en los labios o boca y en los genitales. Son frecuentes las recidivas, con la aparición de nuevas lesiones. En algunos casos pueden extenderse a zonas próximas, como los glúteos, muslos etc.

Si tienes un trabajo como cocinero o cualquier trabajo que tengas que tocar algo, procura lavarte bien las manos, siempre que toques cualquier alimento, te aconsejaria que leas sobre seguridad alimentaria

Los hombres contagiados por el virus del herpes, deberán tener un cuidado especial de no contagiar a sus parejas. Este cuidado y las precauciones deberán ser mucho más importantes si su pareja está embarazada.

 

Sintomas

Los síntomas del herpes genital varían de persona en persona. Algunas personas tienen síntomas severos, como úlceras, ampollas o llagas, mientras que otros tienen unos síntomas más leves.

Los primeros síntomas que suelen producirse son:

Escozor o picor en la parte genital o anal.
• Síntomas parecidos a los de la gripe, incluida la fiebre
• Glándulas inflamadas en la zona genital
• Dolor en las piernas, nalgas o parte genital
• Una sensación de presión en la zona que se encuentra por debajo del estómago

Tratamiento

El herpes genital es manejable. En el transcurso de los años, se han desarrollado una cantidad de tratamientos que ofrecen alivio efectivo de los síntomas del herpes genital.

Tratamientos simples para el alivio de las molestia. Los siguientes tratamientos no específicos pueden aliviar el dolor y la molestia de las lesiones genitales.

Los baños de sal, utilizados para lavar el área genital, pueden lavar, calmar y secar las lesiones. Usar 1 cuharadita de sal en 600 ml de agua o un puñado en un baño con poco agua.
Los productos para aliviar el dolor, incluyen analgésicos simples (tales como aspirina y paracetamol), hielo (que puede ser de alivio si es aplicado directamente en las lesiones) y cremas con un componente anestésico.

Las cremas, pueden demorar el secado y deberían por lo tanto ser usadas con moderación y sólo para el alivio del dolor. Las cremas tópicas son de valor limitado en las superficies mucosas húmedas, particularmente en las mujeres.
La ropa interior floja, preferentemente de algodón (no de nylon), puede ayudar a minimizar la molestia y permitir la curación.

Si tienes herpes, no tengas actividades sexuales con una persona que no tenga herpes, especialmente cuando tenga un brote, heridas visibles u otros síntomas de herpes. Según unos cursos de salud pública, los herpes aún cuando no tenga síntomas visibles, tendras posibilidades de transmitir el virus.  fuente-http://www.hombreysalud.com

Comenta esta noticia

comments

Powered by Facebook Comments