Gonorrea en los hombres

La gonorrea consiste en una infección de las mucosas genital y uretral, causada por el gonococo Neisseria Gonorrhoeae, y que se adquiere habitualmente por contacto sexual.

En función de las prácticas sexuales, pueden infectarse también la faringe, la conjuntiva y el recto.

La gonorrea se transmite por contacto con el pene, la vagina, la boca o el ano. No es necesario que haya una eyaculación para transmitir o contraer la gonorrea. La gonorrea también puede transmitirse de madre a hijo durante el parto.

Las personas que han tenido gonorrea y han sido tratadas pueden infectarse de nuevo si tienen contacto sexual con una persona que tiene la enfermedad.

Sintomas masculinos de la gonorrea

En muchas ocasiones no se producen síntomas aparentes aunque la enfermedad prosigue su curso. El hombre infectado tiene la capacidad de transmitirla a otro hombre u otra mujer sin que se dé cuenta que la tiene.

Se cree que un 10% de los hombres infectados no presentan síntomas de manera que tienen una gran capacidad de trasmitirla sin saberlo. Incluso, después de presentarse los síntomas iniciales, la enfermedad puede seguir existiendo sin que se manifiesten más síntomas.

sintomas iniciales

- Escozor y dificultad a la hora de orinar: Necisidad de orinar mas y con frecuencia. Producción de una especie de moco de color blanco o de un pus amarillento o verdoso a traves del pene
- Dolor al tragar, faringitis
- Picor en el ano.

Sintomas mas fuertes

- Dificultar de orinar
- sensacion de no haberse vaciado bien al orinar.
- Dolor en los testículos, fiebre, malestar general

Prevención

La manera más segura de evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual es absteniéndose del contacto sexual o tener una relación estable y mutuamente monógama con una pareja que se haya hecho las pruebas y que se sepa que no esté infectada.

Los condones de látex, cuando se usan de manera habitual y correcta, pueden reducir el riesgo de transmisión de la gonorrea.

La persona con gonorrea y todas sus parejas sexuales deben evitar tener relaciones sexuales hasta que hayan completado su tratamiento contra la enfermedad.

Tratamiento

Existen varios antibióticos con los que se puede tratar exitosamente la gonorrea en adolescentes y adultos.

Para curar la gonorrea, es necesario tomar todos los medicamentos que han sido recetados. Las personas que han tenido gonorrea y se han curado, pueden contraer nuevamente la enfermedad si tienen contacto sexual con personas infectadas con gonorrea.

Si los síntomas en una persona persisten después del tratamiento, ésta debe regresar al médico para que la evalúen nuevamente. fuente-http://www.hombreysalud.com

Comenta esta noticia

comments

Powered by Facebook Comments