SINDICATOS ALISTAN MANIFESTACIONES EN MEDIO DE CONFLICTOS ENTRE ELLOS

El próximo martes 1 de mayo en medio de la celebración del Día del Trabajador las diferentes agrupaciones sindicales del país saldrán a las calles para manifestarse en defensa de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), la evasión fiscal y la corrupción, pero estas marchas evidenciarán la división de las bases.

Y es que ese día los trabajadores tomarán las calles con el mismo propósito, pero lo harán por separado y no con la unión como sería la lógica. La mayor parte de los sindicatos formaron una comisión especial que arrancará desde el Paseo Colón con desenlace frente al edificio de la CCSS, igual lo harán los miembros de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), pero ellos saldrán desde la estatua de Juan Rafael Mora Porras, frente a Correos de Costa Rica en el centro de la capital.

En tanto, la Central de Trabajadores Rerum Novarum que agrupa a organizaciones como el Sindicato Trabajadores de la Educación Costarricense (SEC) tomará la Avenida Segunda para llegar a las afueras de la Asamblea Legislativa, lo mismo, pero por aparte, lo hará la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE), que partirá desde el Parque Central hasta el plenario legislativo. Todas las marchas por separado se movilizarán a partir de las 9:00 a.m.

“Vamos a tratar de mover a una gran masa de personas y por ello pagaremos transporte a algunos grupos que vienen de zonas alejadas del país. De la división que hay no tenemos idea del por qué, pero no queremos pelear entre nosotros cuando debemos luchar por los problemas ya existentes como la corrupción, la crisis política y financiera del gobierno, la crisis de la CCSS y el tema laboral”, indicó a LA PRENSA LIBRE, Beatriz Ferreto, líder de la APSE.

Por su parte, el presidente de la Unión Nacional de Empleados de la Caja (Undeca), Luis Chavarría, no quiso hablar sobre las diferencias entre bases y señaló que la situación del país es grave, “esto no es un problema de los sindicatos, sino de todo el pueblo, hay una crisis económica en la que suben todos los servicios, una crisis política, ética y moral, corrupción, evasores de impuestos y una CCSS en peligro de extinción; no veamos el día como feriado y defendamos al pueblo que le pertenece a nuestros hijos y nietos, no entreguemos el país en manos extranjeras”.

El próximo martes 1 de mayo en la celebración del Día del Trabajador, los empleados, tanto públicos como privados, y demás pobladores del país tomarán las calles del centro de San José, todos con las mismas consignas, pero irán por separado. fuente-http://www.prensalibre.cr

Comenta esta noticia

comments

Powered by Facebook Comments