Honduras-Ley Fundamental de Educación va a beneficiar el sistema educativo de Honduras. Es una Ley que el país: Marlon Brevé

Marlon Brevé es un experto en el tema educativo. Como ex ministro de Educación, conoce las fortalezas y debilidades del sistema. Y, por lo tanto, también sabe que el país ya no será el mismo una vez que tenga su Ley Fundamental de Educación. Para Brevé, la decisión histórica del Congreso Nacional de aprobar una nueva Ley de Educación es la correcta.

¿Cuál es su opinión sobre la Ley Fundamental de Educación? MB. Considero que la Ley Fundamental de Educación va a beneficiar el sistema educativo de Honduras. Es una Ley que el país necesitaba, pues establece el marco jurídico de la reforma educativa, que es tan necesaria para eficientizar, para transparentar y para darle sanidad al sistema educativo.

¿Qué destacaría usted de esta Ley? MB. En primer lugar, que garantiza la obligatoriedad y gratuidad de la educación pública hasta bachilleratos. Es más: desde pre-escolar hasta bachillerato. Es un compromiso que el Estado está asumiendo y que hay que ser cautos, porque para cumplir ese compromiso hay que asegurar recursos.

¿Se requieren nuevas plazas para darles trabajo a miles de maestros desempleados? MB. Para lograr elevar la cobertura al 100 por ciento desde pre-escolar hasta bachillerato se necesitan por lo menos 15 mil plazas docentes. Y si se hace en forma gradual, por decir en 10 años, se necesitan mil 500 plazas por año, algo que no está ocurriendo debido a las finanzas del Estado. Precisamente, en este año se ha dicho que no habrá plazas nuevas. Entonces, cuando esta Ley sea aprobada hay que sentarse a planear a lo largo de los próximos 10 años.

¿Qué otros aportes importantes tiene esta Ley? MB. Otro elemento importante es que se introducen el inglés y la tecnología al sistema educativo de forma oficial; allí hay otro reto de conseguir recursos para hacer un diagnóstico de los docentes que enseñen inglés para ver cuántas plazas se necesitan. Calculo que serán otras cinco mil para llevar inglés a todos los grados y si es posible, desde primer grado hasta bachillerato.

¿Y en este tema del inglés y la tecnología, cómo prepararse para que el maestro esté listo y en capacidad de responder a ese nuevo reto? MB. Aquí hay que buscar apoyo en la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPN-FM) y en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), para que comiencen a planificar un plan en conjunto con las secretarías de Finanzas, Planificación y Educación. Luego de que se reglamente esta Ley, se debe hacer un plan financiero que asegure que se va dar respuesta a los compromisos que se están asumiendo; la tecnología es importantísima. Si queremos tener laboratorios de computadoras en todos los centros educativos, primero hay que tener la infraestructura lista, tener las computadoras y capacitar a los docentes. En este sentido, entiendo que el Congreso Nacional emitió un Decreto de Emergencia para arreglar y restaurar las escuelas en mal estado.

¿Se necesita una gran inversión? MB. Sí. Para tener un docente para cada laboratorio y las herramientas pedagógicas que se pretende, que la computadora sea el aula virtual de los estudiantes y si se quiere que cada niño tenga una computadora como se ha dicho, pues hay mucha demanda y recursos que serán necesitados

¿Es posible que los niños vayan a la escuela desde los cuatro o cinco años? MB. Si queremos oficializar la cobertura de un año pre-escolar hay que asegurarnos que en cada centro escolar haya un kínder donde se obligue a los padres de familia que los niños lleguen a las escuelas desde los cuatro o cinco años a recibir un año de pre-escolar. De nuevo, necesitamos concientizar a los padres de familia para que comiencen con la educación inicial en sus hogares y que sea obligatorio que manden a sus niños a las escuelas, a los kínderes.

¿Cuál es el mayor reto en la cobertura? MB. La cobertura en primaria andamos muy bien en 92 o 94 por ciento. Allí podemos llegar al 100 en unos cuatro o cinco años, pero el reto es en educación media. A partir del tercer ciclo, por ejemplo, de séptimo a noveno grado la cobertura anda en un 45 por ciento. O sea, que de los niños que egresan de sexto grado, la mitad no continúa. Con esta Ley se va obligar a los padres de familia que los niños continúen y que terminen hasta noveno grado. Para eso necesitamos más aulas, más plazas.

¿Dónde está la peor cobertura? MB. En bachillerato. Aquí es donde peor estamos en cobertura, apenas menos de uno de cada tres hondureños… Creo que la cobertura anda como en un 30 por ciento de los jóvenes que están estudiando bachillerato. Si queremos elevarla al 100 por ciento tiene que ser en forma gradual, tenemos que formar a los docentes. Otro elemento de esta Ley es que los docentes que imparten clase en cualquier nivel tendrán que tener una licenciatura. Esto le va dar calidad y fortalecer el proceso de enseñanza-aprendizaje.

¿El tema de la nutrición y lo relacionado a meriendas está en la Ley Fundamental de Educación? MB. Entiendo que no está el tema de la nutrición en la Ley Fundamental de Educación, pero ya hay leyes complementarias y un gran esfuerzo que garantiza que la Merienda sea entregada todo el año hayan, inclusive cuando hay paros o vacaciones, en diciembre y enero. Estas leyes complementarias son necesarias. Es una Ley Marco, una Ley General, así que necesitamos leyes secundarias y reglamentos para ser operativa a la Ley Fundamental de Educación.

¿La inmediata aplicación de la Ley Fundamental de Educación en que términos abre ya posibilidades para más empleo a los nuevos maestros? MB. Tendrán que decidir el Congreso y el Ejecutivo qué recursos van asignar para nuevas plazas en este 2012. Creo que este año es un año de planeación. Una vez que se apruebe la Ley, después se debe iniciar un diálogo a través de una iniciativa que busque un pacto social por la gobernabilidad y la calidad del sistema educativo para planificar. Además, que el reglamento sea consensuado este año, que se aseguren recursos y que esta Ley comience a implementarse en forma eficaz y eficiente a partir del 2013.

¿Qué otros agregados le haría usted a la Ley Fundamental de Educación para que se logre el éxito que proyectan sus propulsores? MB. En esta Ley también se está fortaleciendo la participación de la sociedad civil, ciudadana, crea las bases legales para que los comités municipales de desarrollo educativo comiencen a funcionar y a apoyar a los Consejos Escolares Locales, que son los comités de cada centro educativo donde se involucran los padres de familia. Se involucra la sociedad civil y ojalá también no solamente sea apoye a los docentes, sino también se audite su labor y se les ayude a planificar en forma conjunta para que se logren metas y así avance la educación.

Se ha dicho que las escuelas normales tendrán un status universitario. ¿Qué le parece? MB. Es elemento importante, porque se eleva el nivel de formación inicial docente a un nivel de licenciatura. Eso implica que las escuelas normales tienen que transformarse.

You may also like...