Descubren cadáveres de cuatro jóvenes desaparecidos en Honduras

Cuatro de los seis cadáveres hallados en un cementerio clandestino corresponden a jóvenes desaparecidos el 14 de marzo último, confirman hoy las primeras evidencias a disposición de los forenses.

El sitio de enterramiento ilegal fue descubierto en una plantación de maíz cerca de un río, en las proximidades de la ciudad de La Ceiba, en el norteño departamento de Atlántida.

Las evidencias vincularon los restos con los jóvenes desaparecidos Brenda Hernández, Yumissa Arlet, James Stoel y Kevin Hyde, indicaron los forenses y precisaron que Yumissa tenía tatuada una estrella en la espalda, Brenda usaba frenillos con hules rojos y en la fosa se encontraron documentos del joven Kevin.

Los cuatro jóvenes habían salido juntos la tarde del miércoles 14 de marzo y desde esa fecha no los volvieron a ver, en tanto el vehículo en que se transportaban apareció desmantelado al siguiente día, relataron diversas fuentes.

Se trata del tercer cementerio clandestino encontrado en los primeros meses del año. El primer hallazgo ocurrió el 13 de febrero en San Pedro Sula y el siguiente fue en Tela, el 17 de febrero, de donde se exhumaron cinco cadáveres.

En este nuevo sitio había cadáveres en avanzado estado de descomposición lo que impidió su identificación visual, pero los expertos se valen de pruebas dactilares y dentales, marcas y objetos de las víctimas.

Los forenses indicaron que algunos familiares de cuatro jóvenes desaparecidos el 14 de marzo proporcionaron algunos detalles sobre vestimentas y rasgos particulares como tatuajes para confirmar su identidad.

Los trabajos de exhumación comenzaron el domingo y permitieron encontrar tres tumbas profundas. En la primera hallaron un cadáver que pudiera ser un guardia de seguridad desaparecido en febrero, en la segunda había un joven no identificado y en la tercera cuatro jóvenes, dos mujeres y dos hombres, relataron los forenses.

El coordinador regional del Ministerio Publico, Adonay Padilla, dijo que se reunieron con los familiares de personas desaparecidas para solicitarles fotografías, rasgos y señas que pudieran ayudar en la identificación de los cadáveres.

También en el cementerio se encontraron fatigas de uso militar y el subcomisionado Héctor Iván Mejía dijo que ya tienen identificados sospechosos que podrían estar involucrados en esas muertes.

El vocero de la Secretaría de Seguridad, Héctor Iván Mejía, indicó que se continuarán realizando investigaciones en el cementerio clandestino, porque se presume que pueda haber más cuerpos.

La acción coincidió con una intervención de las autoridades en el distrito policial del atlántico puerto de La Ceiba, una ciudad considerada la meca del crimen organizado.

En esa unidad fueron relevados un centenar de policías y ahora se les investiga por supuestos nexos con el crimen organizado que, de comprobarse, derivarán en medidas penales correspondientes, aseguró Mejía.

La presencia de autoridades de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) en esa unidad es una aceptación tácita de que existen policías involucrados en acciones delictivas, reconoció Mejía en declaraciones al sitio digital proceso.hn.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, dijo a ese medio que la policía se ha convertido en un instrumento de inseguridad en el país y calificó de grave el hecho que Honduras viva bajo un “terrorismo policial”.

El ombudsman hondureño consideró que ya no es política de Estado hacer ejecuciones extrajudiciales pero sí ocurren actos arbitrarios y homicidios cometidos por agentes del Estado investidos de autoridad.

Según estadísticas de Custodio, entre el año 2000 y el 2011 perdieron la vida violentamente 46 mil 450 personas, de ellas 12 mil 838 sólo en los 23 meses de gestión del actual Gobierno, y siete mil 104 apenas en el 2011.fuente-http://www.prensa-latina.cu

Comenta esta noticia

comments

Powered by Facebook Comments