Argentina acelera la ‘guerra petrolera’

La petrolera española Repsol planea demandar a las autoridades de las provincias sureñas argentinas de Chubut y Santa Cruz. De este modo, la compañía responde a la retirada de concesiones efectuada contra la filial YPF en cuatro yacimientos de este país latinoamericano.

“La defensa de sus actividades económicas”

Los gobiernos de estas dos provincias patagónicas, las mayores regiones petroleras del país, retiraron las licencias de exportación de cuatro áreas de producción a la petrolera Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), controlada por el grupo español Repsol, por haber iniciado el proceso de desinversión en las cuencas del sur del país. Además, le dieron a la compañía un período de 60 a 90 días para liberar determinadas áreas de explotación.

Los gobernadores de ambas provincias culpan a la empresa de no haber invertido lo suficiente para prevenir la caída de la producción y de “no luchar por los intereses de los argentinos”.

El secretario de Energía, Daniel Cameron, indicó que la decisión de los gobernadores “no se trata de un capricho, sino de una defensa de sus actividades económicas, de darle trabajo a la gente”.

Por su parte Repsol insiste en haber cumplido con las inversiones comprometidas y anunció que “tomará las medidas legales oportunas para defender sus derechos”. Repsol acudirá a los tribunales para defenderse del ataque lanzado por las provincias argentinas contra su filial YPF.

Experto: “Aplicar más control sobre las empresas multinacionales”

Tras la retirada de licencias para la explotación de cuatro áreas en el sur del país, Repsol-YPF perderá alrededor del 7,4% de su producción en Argentina, según datos de la Secretaría de Energía.

Mientras tanto, varios expertos creen que para evitar tal situación, el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner debe aplicar más control sobre las compañías multinacionales.

El presidente del Espacio de Pensamiento Generacional de Argentina, Hernan Etchaleco, explicó en una entrevista a la cadena RT que Argentina importa la energía por dominio de las empresas multinacionales. Así, Repsol es líder en el mercado de combustible en Argentina donde controla más del 50% de la capacidad de refinación.

Según señaló el analista, “el Estado argentino ha fallado en el control de las acciones de Repsol-YPF al ser un grupo privado que ningún empresario argentino tenía los recursos para adquirir el porcentaje de participación que tiene en la actualidad que es del 20% y lo ha hecho a través de una relación con el aval de Repsol y el Estado argentino”, precisó.

“El Estado argentino justamente debería aplicar el control que no ha aplicado durante los últimos años. Si eso ocurre probablemente va a quedar en evidencia que Repsol tenía una política que ha derivado en una situación grave en la que hoy Argentina está necesitando por primera vez importar la energía a través de vecinos”, agregó Etchaleco.

“Desestimación de la legislación argentina y las resoluciones de la ONU”

Argentina también iniciará acciones “administrativas, civiles y penales” contra las empresas involucradas en la explotación de petróleo en las Islas Malvinas. Así lo ha anunciado este jueves el canciller del país latinoamericano, Héctor Timerman.

El diplomático señaló que algunas empresas intervienen en “ilegítimas actividades de exploración” sobre el área marítima de las Islas Malvinas, “desconociendo la legislación argentina y las resoluciones de las Naciones Unidas”.

Timerman también criticó al Reino Unido por “otorgar licencias para explorar zonas en conflicto y poner en riesgo de un accionar ilegítimo a las empresas que operan” y resaltó que “Argentina solo va a recurrir al camino legal, a la espera de que se cumpla con la ley”.

Las causas serán emprendidas contra las compañías británicas que planean empezar a extraer crudo a partir del año 2016.

“Marcado incremento en el endeudamiento”

Por su parte, la agencia internacional Moody’s decidió rebajar la calificación de la deuda a largo plazo de Repsol de Baa1 a Baa2, lo que supone mantenerse dentro de la calidad aceptable o media, con perspectiva estable. Además, la agencia ha rebajado la calificación de las acciones preferentes de Repsol International Capital Limited a Ba1 desde Baa3.

Moody’s explicó que esta rebaja refleja el “marcado incremento en el endeudamiento”, el deterioro de los indicadores financieros de 2011 y las crecientes necesidades de inversión para algunos proyectos de la petrolera. Asimismo, señala que Repsol tiene que mitigar las presiones que pesan sobre sus negocios, la débil situación de la economía española y las presiones en Argentina por YPF.

You may also like...