El Schalke despide a Raúl como no lo hizo el Madrid

Se acabó la etapa de Raúl vestido de azul. El jugador español dejará el Schalke 04 a final de la presente temporada, según ha confirmado el club en su página web. El veterano futbolista fichó por el club germano después de dejar el Real Madrid en 2010, coincidiendo con la llegada de José Mourinho al banquillo blanco, y recientemente ha vuelto a España para enfrentarse al Athletic Cluben la Europa League, donde fue recibido como un héroe.

Raúl y el club de Gelsenkirchen llevaban varios meses negociando la renovación de su contrato, pero finalmente las reuniones no han fructificado en la continuidad del español en la Bundesliga, pese a que ya es un ídolo entre la afición del equipo. Ahora, su futuro podría estar cerca del fútbol de Oriente Medio, algo que no confirmó en la rueda de prensa de despedida, aunque sí dijo que jugará fuera de Europa. “Mi representante y yo vamos a estudiar dos buenas ofertas que tenemos. En las próximas semanas decidiré mi fuuro, dónde voy a estar jugando el año que viene, pero será en una liga menos competitiva que supone jugar en Alemania o en Europa”, aseguró el madrileño, que estuvo acompañado por el técnico del Schalke, el holandés Huub Stevens, y el mánager del equipo, Horst Heldt, que sólo tuvieron palabras de agradecimiento hacia el español, además del presidente, Clemens Tonnies. El máximo dirigente del club aseguró que aceptan la decisión del español, y que a partir de ahora “las puertas del Schalke estarán siempre abiertas para Raúl”. “Raúl ha dominado el club y le dio una imagen, puedo entender la decisión”, aseguró Heldt, que también anunció que en 2013 habrá un partido homenaje a Raúl y retirarán el número 7.

El ex madridista se mostró muy agradecido con el Schalke y con la afición. “Quiero agradecer al club y a todos los entrenadores, cuerpo técnico y compañeros que en estos dos años me han hecho sentirme como en mi casa, en los que me he sentido en casa, y por supuesto a todos los empleados del club. Quiero hacer una mención especial a los fans del Schalke, que durante dos años me han apoyado. Será muy dificil para mi jugar contra el Hertha de Berlín. Siempre os llevaré en el corazón, y siempre os recordaré y volveré para lo que ellos me necesiten. Ojalá hubiera marcado más goles para devolverles el cariño que me han dado”.

“Esta decisión tiene muchos factores. No soy adivino y no se cómo estaré el año que viene, y aunque el sueño es retirarme al máximo nivel, no lo se. Sin embargo, el factor decisivo ha sido el de mi familia. Estoy formando una familia y en la Bundesliga no puedo dedicar el tiempo suficiente a mi familia. Es una competición que exige mucho”, señaló. No ha sido una decisión fácil, ya que “jugar la Champions” le llamaba mucho, pero se decantó por la familia. No obstante, lo dará todo para clasificar al equipo en los tres últimos partidos de la Bundesliga y clasificarles. fuente-http://www.sportyou.es

You may also like...